Vivencias de un alumno de la FIUNER en Puebla-México

 
   Mi nombre es Agustín Benjamín Ezequiel Solano, soy estudiante de quinto año de Bioingeniería y durante el primer semestre de 2011 estuve de intercambio académico en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), en la ciudad de Puebla, PUE, México.  Fui beneficiado con una beca del programa JIMA, que facilita el intercambio académico de estudiantes entre universidades argentinas y mexicanas. 

Muchas veces había soñado con estudiar en el exterior hasta que pude cumplirlo, gracias al apoyo de la FI-UNER, a sus autoridades académicas, especialmente a la profesora Diana Waigandt, a mis padres y a los sistemas de becas que fomentan y fortalecen las relaciones entre universidades de estos dos países.     A pocos días de haber regresado considero que fue una experiencia muy valiosa, tanto desde el punto de vista académico como desde una visión más personal, más social. Durante 5 meses formé parte de grupos de trabajo, participe en charlas, compartí momentos, viajes, etc. con personas de distintos países, de culturas diferentes, de distintas carreras, que de algún u otro modo contribuyeron a enriquecer mis vivencias diarias.
   Creo que este tipo de actividades son muy interesantes  y nos permiten ver un poco más de lo que hay ahí afuera, de cómo se hacen las cosas en otros lugares. Si bien el tema de las materias a cursar y las actividades académicas es importante, está bueno también ver las cosas desde un punto más personal, tratar de tener experiencias que nos sirvan en nuestro futuro desempeño como profesionales pero también como personas.
   Hablando un poco más específicamente de la BUAP, tiene un sistema educativo diferente al que tenemos aquí en la FI-UNER. Allá los planes de estudio son más amplios, con sistema de créditos, conservan un tronco común de materias obligatorias, algunas comunes a varias carreras, y hay materias para ir eligiendo y de a poco definir la orientación de cada uno. Hay un poco más de flexibilidad, sin perder la idea de materias básicas y formativas. Y también hay diferencias en los métodos de evaluación, aunque respecto al dictado de las diferentes materias, se mantiene el concepto de las “clases teóricas” y las “clases prácticas”. Además los profesores en todo momento se mostraron dispuestos a colaborar con el aprendizaje de conceptos propios de la materia como de conocimientos  relacionados y que quizás no sean abarcados por la asignatura.
   Y respecto al país, México es maravilloso, marcado fuertemente por las culturas prehispánicas y la hispánica de la conquista, minado de ruinas arqueológicas, centros históricos de importancia internacional y paraísos naturales únicos. Además tiene una población muy alegre y una variedad gastronómica muy amplia, incluyendo el famoso chile!
   A todos aquellos que tengan ganas y la posibilidad de realizar un intercambio, les aconsejo que lo hagan, es una vivencia ideal para relacionarse con personas de otros lugares, para conocer culturas, para vivir en un ambiente diferente al que estamos acostumbrados y para aprender de todo esto. 

Su voto: Nada Promedio: 4.7 (3 votos)